Hernán Rodríguez Castelo

Escritor, historiador de la literatura y crítico de arte

 


Volver a la Portada

Un siglo de libros

un libro completo

Creación

Literatura infantil y juvenil

Historia de la literatura ecuatoriana

Crítica de arte


 

BIOGRAFÍA

LIBROS PUBLICADOS

COMUNICADOR

IDIOMA Y ESTILO

TARJETAS AMARILLAS

GALERÍA

 

Contactos y correspondencia

Av. NNUU 120 y Amazonas, torre C del CCNU. Piso 12 Telf. 593 2 2257452 Quito-Ecuador

Enviar correo electrónico asigridrodriguezc@yahoo.com con preguntas o comentarios sobre este sitio Web.
Copyright © 2008 Hernán Rodríguez Castelo

 

 

¡Ahora digitales!

El gran libro del desnudo ecuatoriano

 

TONTOBURRO


Quito y Cádiz,    Mejía y las dos constituciones

Charla en el Congreso por el Bicentenario

de la Constitución de Quito, 14 de febrero 2012

 


A propósito del libro Manuela

Manuela en la Casa

Colección Bicentenario

 

De venta en la librería de la CCE y con el autor

 

Video y Galería de fotos

 

Comentarios:


Sobre literatura infantil y juvenil

Análisis de las obras clásicas de la literatura infantil y juvenil

Edición: Universidad Técnica Particular de Loja. www.utpl.edu.ec

Libro manual que da herramientas al maestro y maestra o promotor de lecturas que le permitan llegar al conocimiento y valoración e inteligencia de los textos destinados  a los niños, para generar las destrezas de análisis y crítica de esos textos.

Los cuentos más bellos del mundo

Edición: Universidad Técnica Particular de Loja. www.utpl.edu.ec

Libro en el que se hace el análisis de cinco cuentos para niños que pertenecen al patrimonio de la humanidad: Cenicienta o el zapatito de cristal, de Charles Perrault (1628-1703); Hansel y Gretel, de Jacob y Wilhelm Grimm (1785-1863/1786-1859); Bella y bestia, de Jeanne Marie Leprince de Beaumont (1711-1780); La Sirenita, de Hans Christian Andersen (1805-1875); y, El Príncipe Feliz, de Oscar Wilde (1854-1900).

 

2. "Leo". La revista de la Cámara Ecuatoriana del Libro, Núcleo Pichincha

Seguramente con retraso han llegado a la Academia Ecuatoriana de la Lengua unos ejemplares de la revista "Leo", de la Cámara Ecuatoriana del Libro, Núcleo de Pichincha, dedicada a la VI Feria Internacional de Libro, de Quito, 2013.

            Era importante que se dedicase a esa Feria del Libro una publicación. Porque eso es lo que queda y es lo que permite el acceso, aunque tardío, a ese suceso cultural de quienes no pudieron participar en él.

            Entre los  créditos hallo el nombre de Francisco Delgado Santos con la mención "Conceptualización". Pienso que es un acierto haber encargado esa orientación de esta edición de la revista a un apasionado del libro y la lectura. Los temas propuestos a entrevistados nacionales responden a esa orientación: personajes conocidos en el medio refieren sus experiencias lectoras, a veces especialmente sugestivas por ser de infancia, o reflexionan sobre la importancia de la lectura. Si el conjunto resulta un poco pobre débese, me parece, al corto espacio de que esos personajes disponían. Dícese que ya no hay lectores que se atrevan con textos largos. Y es una lástima. Personalmente he de confesar que, dejados a un lado los de periódico, todos los artículos que he leído con verdadero interés en los últimos tiempos han sido de mediana  y larga extensión.  ¡Qué pena que la entrevista a  Botasso, Abya Yala y las culturas ancestrales sea de media página!

            Otra cosa son, por supuesto, las noticias. Esa página de los "Premios literarios" del 2013, con textos breves y enjundiosos, es como para guardarla como guía preciosa de futuras lecturas: premio "Juan Rulfo": Yves Bonnefoy; Premio Internacional de Novela Negra: Arnaldur Indridason; premio "Tusquets" de novela: Ginés Sánchez; premio "Planeta": Clara Sánchez; Nobel de 2013: Alice Munro.

            También son sugestivas y orientadoras en su brevedad las numerosas recensiones de libros que nuestras editoriales han sacado al mercado. Pero, junto a novedades de la producción ecuatoriana, se incluyen obras que son antiguas y en casos verdaderos clásicos de la literatura infantil o de la literatura sin más, como Papaíto piernas largas de Webster y esa magistral Al faro de Virginia Woolf. ¿No debió señalárselo en esas recensiones? De paso, el apellido de la gran escritora inglesa lo escriben "Wolf". Y qué paupérrima, qué plana y de tosco lugar común la presentación de esa obra. Quien solo accede al conocimiento de Al faro por esa reseña no tiene la menor idea de lo que la genial novela es, de su hondura, de su sutileza, de su belleza, en suma. (Y confiamos en que la editorial ecuatoriana haya entregado el texto íntegro y sin falsificación alguna de Al faro)

            Caso antológico  de brevedad y de lo mucho que se puede hacer en un corto espacio es la nota "Ariel: el pionero de la literatura en el Ecuador, cumple sus bodas de oro".

            Este textito es antológico porque raras veces en tan corto  espacio se habrán perpetrado tantas y tan graves equivocaciones. Las enumero:

            1. Ariel no es "pionero de la literatura en Ecuador". Así simplificada la cosa resulta una ingenua torpeza. Si de algo fue pionero Ariel fue  en poner al alcance del ecuatoriano medio lo mejor, lo fundamental de la literatura y la cultura ecuatoriana en entregas semanales de populibro. (¡A doce sucres ejemplar! Un centavo de dólar son 25 sucres...)

            2. Para lo que se designó un Consejo Editorial de Honor,  formado por Benjamín Carrión, Julio Tobar Donoso, Demetrio Aguilera Malta, Augusto Arias, Carlos Manuel Larrea y Angel Felicísimo Rojas, fue para la "Biblioteca de Autores Ecuatorianos" de "Clásicos Ariel", que se completó en 100 tomos.

            3. Para esta colección los estudios introductorios fueron escritos todos  por Hernán Rodríguez Castelo. Eso de que "los estudios introductorios, en su mayoría, han sido escritos por hombres de  talla intelectual como Rafael Díaz Icaza y Hernán Rodríguez Castelo" es una falsedad. Abran quienes escribieron la infeliz nota cualquier tomo de "Clásicos Ariel" y leerán, al comienzo: "Selección de libros y estudios críticos: Sr. Lcdo. Hernán Rodríguez Castelo, Miembro de la Academia Ecuatoriana de la Lengua. Coordinación general: Sr. Lcdo. Tomás Rivas Mariscal".

            4. El tal "Galardón de Oro" que se dice, que fue propiamente la Medalla al Mérito Educativo de Primera Clase, le fue concedida a la Biblioteca de Autores Ecuatorianos de "Clásicos Ariel" al concluir su gran empresa de los 100 tomos.

            Como se verá, estas son equivocaciones o falsedades que  podrían hacer daño a una historia del libro y la cultura en el Ecuador, y más por haberse estampado en el órgano de la Cámara Ecuatoriana del Libro.

            Algo que llama la atención en esta memoria de la VI Feria Internacional de Libro de Quito es la pobreza de la representación ecuatoriana: ¡solo cuatro escritores!

            Esto documenta el foso, cada vez más hondo, que separa a decenas de importantes escritores e intelectuales ecuatorianos del gobierno. Los intelectuales -y todo escritor serio lo es- son críticos del poder. Eso es parte de su misión y su responsabilidad ante la sociedad o, acaso mejor, ante su pueblo. Y resulta lamentable política de un gobierno rechazar a esos intelectuales críticos y rodearse de una corte de escribidores obsecuentes adornada por alguno que otro que parecería vivir en otro país.


Volver a la Portada

Un siglo de libros

un libro completo

Creación

Literatura infantil y juvenil

Historia de la literatura ecuatoriana

Crítica de arte


Contactos y correspondencia

Av. NNUU 120 y Amazonas, torre C del CCNU. Piso 12 Telf. 593 9 3348231 Quito-Ecuador

Enviar correo electrónico a sigrid.quito@gmail.com con preguntas o comentarios sobre este sitio Web.
Copyright © 2008 Hernán Rodríguez Castelo