Hernán Rodríguez Castelo

Escritor, historiador de la literatura y crítico de arte

 


Volver a la Portada

Un siglo de libros

un libro completo

Creación

Literatura infantil y juvenil

Historia de la literatura ecuatoriana

Crítica de arte


 

BIOGRAFÍA

LIBROS PUBLICADOS

COMUNICADOR

IDIOMA Y ESTILO

TARJETAS AMARILLAS

GALERÍA

 

Contactos y correspondencia

Av. NNUU 120 y Amazonas, torre C del CCNU. Piso 12 Telf. 593 2 2257452 Quito-Ecuador

Enviar correo electrónico asigridrodriguezc@yahoo.com con preguntas o comentarios sobre este sitio Web.
Copyright © 2008 Hernán Rodríguez Castelo

 

 

¡Ahora digitales!

El gran libro del desnudo ecuatoriano

 

TONTOBURRO


Quito y Cádiz,    Mejía y las dos constituciones

Charla en el Congreso por el Bicentenario

de la Constitución de Quito, 14 de febrero 2012

 


A propósito del libro Manuela

Manuela en la Casa

Colección Bicentenario

 

De venta en la librería de la CCE y con el autor

 

Video y Galería de fotos

 

Comentarios:


Sobre literatura infantil y juvenil

Análisis de las obras clásicas de la literatura infantil y juvenil

Edición: Universidad Técnica Particular de Loja. www.utpl.edu.ec

Libro manual que da herramientas al maestro y maestra o promotor de lecturas que le permitan llegar al conocimiento y valoración e inteligencia de los textos destinados  a los niños, para generar las destrezas de análisis y crítica de esos textos.

Los cuentos más bellos del mundo

Edición: Universidad Técnica Particular de Loja. www.utpl.edu.ec

Libro en el que se hace el análisis de cinco cuentos para niños que pertenecen al patrimonio de la humanidad: Cenicienta o el zapatito de cristal, de Charles Perrault (1628-1703); Hansel y Gretel, de Jacob y Wilhelm Grimm (1785-1863/1786-1859); Bella y bestia, de Jeanne Marie Leprince de Beaumont (1711-1780); La Sirenita, de Hans Christian Andersen (1805-1875); y, El Príncipe Feliz, de Oscar Wilde (1854-1900).

 

Una voz para ayer y hoy

Publicado el 24/Febrero/2012 | 00:48

 

Rodrigo Villacís Molina 

villacis@hoy.com.ec



A la lista de libros publicados por Hernán Rodríguez Castelo desde los años sesenta, viene a sumarse la biografía -presentada por la Academia de Historia a mediados de este mes- de José Mejía Lequerica, "voz grande en las cortes de Cádiz", como lo llama con razón el autor, quien suma con este ¡nada menos que 112 títulos! Y ciertamente no creo que haya en el país otro autor tan prolífero. 

Este número constituye sin duda un récord como para el libro Guinness. Pero lo mejor, en este caso, es que a la cantidad se suma la calidad, porque nadie la ignora en la producción literaria de Hernán, salvo, como ya he dicho en otras oportunidades, los que deciden el Premio Nacional Eugenio Espejo. En el género biográfico, la biografía a la que estoy aludiendo pertenece a la saga de los grandes escritores de la Independencia y del período fundacional de la República, que, en el contexto de una Historia General y Crítica de la Literatura Ecuatoriana, viene hilvanando Rodríguez Castelo: Pedro Moncayo, Pedro Fermín Cevallos, Francisco Xavier Aguirre Abad, Benigno Malo, Olmedo y Vicente Rocafuerte, amén de un reciente ensayo sobre Manuela Sáenz.

Tres partes componen esta obra. La primera se refiere a los hechos más importantes en la vida del protagonista: estudios, cátedra, ejercicio literario, inclusive lírico; oratoria, sin que falten los contratiempos, como su separación de la cátedra de Filosofía por los dominicos; su viaje a España un año antes de que Napoleón la invadiera, dando paso a aquel drama nacional en el que Mejía no puede dejar de involucrarse, y habiéndose dado a conocer por su talento es designado, entre 28 americanos, diputado en las Cortes de Cádiz, en las que resulta "la voz grande", que dice Rodríguez Castelo. Y a este capítulo está dedicada la segunda parte del libro, que nos muestra en toda su grandeza la figura de Mejía Lequerica, como soberbio orador, dueño de los mejores recursos de este arte, para defender sus ideas y persuadir a un auditorio cuya admiración ha sobrevivo a los siglos.

La tercera pate es muy breve -"Una voz para ayer y para hoy"-, como un resumen de todo lo anterior y en la que se resalta la dimensión intelectual y cívica de Mejía, a quien le bastaron los breves 36 años que vivió (Quito, 1777-Cadiz, 1813), para alcanzar en la historia la altura que en la geografía tienen los Andes.

"Luego -dijo Mejía en uno de sus discursos-, si la esclavitud no es más que la dependencia del arbitrio de otro, si la libertad no sufre más yugo que el de la Ley, defender la acostumbrada censura previa de los libros que han de imprimirse, es constituirse en abogados de la esclavitud de imprenta, es que los autores sean esclavos de los que mandan, sin acordarse que los mandones mismos son frecuentemente esclavos de las más bajas pasiones". Oh, Mejía Lequerica, ¡cuánta falta nos haces!


Volver a la Portada

Un siglo de libros

un libro completo

Creación

Literatura infantil y juvenil

Historia de la literatura ecuatoriana

Crítica de arte


Contactos y correspondencia

Av. NNUU 120 y Amazonas, torre C del CCNU. Piso 12 Telf. 593 9 3348231 Quito-Ecuador

Enviar correo electrónico a sigrid.quito@gmail.com con preguntas o comentarios sobre este sitio Web.
Copyright © 2008 Hernán Rodríguez Castelo