Volver a la Portada

Un siglo de libros

un libro completo

Creación

Literatura infantil y juvenil

Historia de la literatura ecuatoriana

Crítica de arte


 

 

Contactos y correspondencia

Av. NNUU 120 y Amazonas, torre C del CCNU. Piso 12 Telf. 593 2 2257452 Quito-Ecuador

Enviar correo electrónico asigridrodriguezc@yahoo.com con preguntas o comentarios sobre este sitio Web.
Copyright © 2008 Hernán Rodríguez Castelo

 

 

¡Ahora digital!

El gran libro del desnudo ecuatoriano

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Quito y Cádiz,    Mejía y las dos constituciones

Charla en el Congreso por el Bicentenario

de la Constitución de Quito, 14 de febrero 2012

 

Galería fotográfica

Análisis de la obra a cargo del Gral. Paco Moncayo Gallegos

Una voz para ayer y hoy Rodrigo Villacís Molina

Mejía ayer y hoy, Patricio Quevedo Terán.


In memoriam por Carlos Fuentes


El conocimiento fue siempre la pasión de Jorge Salvador Lara


 

La segunda edición, hállela en la Librería de la Casa de la Cultura, desde el 21 de marzo 2011.

A propósito del libro Manuela

Manuela en la Casa

Colección Bicentenario

 

De venta en la librería de la CCE y con el autor

 

Video y

Galería de fotos

 

Comentarios:

 Manuelita,nuevamente, por Rodrigo Villacís Molina

Simón Espinosa Cordero
Entrevista con Juana Neira en Radio Visión

Entrevista en Diario El Universo

La Manuela Sáenz de Hernán Rodríguez Castelo en un libro. Diario El Comercio

El libro 107 de Rodríguez Castelo

'No hay en la América Latina del siglo XIX mujer de la grandeza de Manuela Sáenz'

 


Sobre literatura infantil y juvenil

Análisis de las obras clásicas de la literatura infantil y juvenil

Edición: Universidad Técnica Particular de Loja. www.utpl.edu.ec

Libro manual que da herramientas al maestro y maestra o promotor de lecturas que le permitan llegar al conocimiento y valoración e inteligencia de los textos destinados  a los niños, para generar las destrezas de análisis y crítica de esos textos.

Los cuentos más bellos del mundo

Edición: Universidad Técnica Particular de Loja. www.utpl.edu.ec

Libro en el que se hace el análisis de cinco cuentos para niños que pertenecen al patrimonio de la humanidad: Cenicienta o el zapatito de cristal, de Charles Perrault (1628-1703); Hansel y Gretel, de Jacob y Wilhelm Grimm (1785-1863/1786-1859); Bella y bestia, de Jeanne Marie Leprince de Beaumont (1711-1780); La Sirenita, de Hans Christian Andersen (1805-1875); y, El Príncipe Feliz, de Oscar Wilde (1854-1900).

 

Nuevo Idioma y estilo

2343

El peligro de lo obscuro

Leo en "El Comercio" de hoy, 3 de septiembre, la entrevista que la editora Betty Jumbo ha hecho al Ministro Coordinador de Seguridad. En la página primera se ha puesto de abrebocas estas palabras dentro de una foto del Cotopaxi.

              La entrevistadora pregunta acerca de las tareas de capacitación: "Siempre se supo que el volcán era activo, ¿por qué empezaron recién en junio?"

              Y en el entrevistado responde: "No creo que se hubiesen hecho las acciones, porque sino tuviésemos el equipamiento del volcán. También vemos una falta de cultura".

              Y esto es de las cosas más obscuras que yo haya leído en mi larga carrera de lector.

              Saltemos eso del "sino", que debió ser  "si no". No creo que el entrevistado, por rudimentario que sea su español, haya dicho ese "sino". Lea el lector en voz alta el pasaje y verá que debió haber dicho "si no":el "si" condicional y la negativa "no". Así que esto hay que poner a cuenta de la entrevistadora y del periódico.

              Viniendo a la respuesta: ¿Qué se quiso decir?

              Debió comenzar la respuesta por un "Creo que no se hicieron la acciones" y acaso echarlo a esa falta de cultura (¿de quién o quiénes?) que dice después.

              Y sigue: si se hubieran realizado esas acciones "tuviésemos un equipamiento del volcán".

              O sea que al volcán había que equiparlo!

              ¿Cómo se equipa un volcán?

              Averígüelo Vargas.

              Y en la entrevista, de la que por la importancia del asunto cabía esperar claridad y exactitud, sigue rondando el caos.

              Se pregunta: "Pero, ¿por qué  se construyeron la cárcel de Latacunga y la Escuela del Milenio en zonas de peligro?

              Y se responde: "Básicamente en la cárcel, la información que se tenía en ese momento -y dio el aval para la construcción- no determinó ese escenario como lo hizo ahora la Secretaría".

              ¿En la cárcel? O "en cuanto a la cárcel"

              Con toda razón la entrevistadora insiste, aunque no lo suficiente:"¿Ese mapa ya existía?"

              Y el entrevistado, como en todo momento, a la defensiva: "Estoy diciendo la verdad. Lo importante es haber levantado un plan de contingencia".

              ¿Y por qué no dijo una palabra sobre la Escuela del Milenio?

              Y las  preguntas siguen, tan urgentes y graves como todas las que los ciudadanos que se sienten en riesgo se formulan y las formulan:

              Entrevistadora: "El viernes pasado, el Geofísico emitió un boletín sobre la ocurrencia de un lahar pequeño, pero en la información oficial se omitió esa parte y la gente estaba desesperada. ¿Por qué no hay una información completa?"

              Respuesta  del Ministro: "Fue una experiencia positiva, porque nos permitió mejorar. Cuando el equipo técnico hizo  una evaluación concluyó que el pequeño lahar no causaba ningún impacto, entonces vimos que no era tan relevante presentarlo. No cambió la situación del volcán ni la alerta".

              La pregunta era: ¿Por qué no se informó de ese lahar? ¿Por qué no hay información completa?

              Y ¿a qué venía ese confuso "fue una experiencia positiva"? ¿Cuál fue la experiencia positiva aquella?

              Lo básico de la respuesta es que ellos, el Ministerio, el Gobierno, que han asumido la dictadura de la información en la materia, pensó que "no era tan  relevante presentarlo". Y la razón se dice otra vez obscuramente: "no causaba ningún impacto".

              Pero la gente quería saberlo, la gente tenía derecho a saberlo. Tenía derecho a conocer la información del Geofísico, la más seria que sobre este asunto poseemos.

              Estamos, una vez más, sobre los abusos de la censura a los medios de comunicación.

              Esta nueva sucursal de la Inquisición vigente en nuestro país, para vergüenza nuestra ante el mundo civilizado, es la que decide lo que los ecuatorianos deben leer, deben ver, deben conocer.

              A la preocupación de la entrevistadora: "Pero el reportaje de Ecuavisa fue vetado", el Ministro responde:

              "Cuando analizamos, vimos que hay segmentos que podrían generar pánico, porque hablaban de destrucción y de cuanta gente moriría. Eso no es informativo y dijimos que así no se puede presentar. Hoy (martes) nos envían los cambios. No se puede permitir que terceros pongan sus criterios por encima de los del Instituto".

              "Dijimos". Lo dijeron e impusieron su autoridad. Estos periodistas de Ecuavisa eran unos irresponsables y presentaban un reportaje para una población de menores de edad, incapaces de discernir lo exagerado de lo real, lo objetivo de lo fantasioso.

              En  cuanto a las respuestas dadas en esa entrevista, pienso qué peligroso es que la tal "coordinación de seguridad", con Ministerio y todo (aquí hay ministerios para todo), esté en manos de alguien que piensa tan confusamente. Porque cuando se habla confusa u obscuramente es que se piensa confusa u obscuramente.

              (Amable lector: si Ud. prefiere escribir "oscuro" por "obscuro", está en su derecho. Y es lo que la Academia hasta recomienda. Pero a mí no me va a impedir que mantenga a la palabra con la fuerza que traía desde el latín).


Volver a la Portada

Un siglo de libros

un libro completo

Creación

Literatura infantil y juvenil

Historia de la literatura ecuatoriana

Crítica de arte


Contactos y correspondencia

Av. NNUU 120 y Amazonas, torre C del CCNU. Piso 12 Telf. 593 9 3348231 Quito-Ecuador

Enviar correo electrónico a sigrid.quito@gmail.com con preguntas o comentarios sobre este sitio Web.
Copyright © 2008 Hernán Rodríguez Castelo