Hernán Rodríguez Castelo

Escritor, historiador de la literatura y crítico de arte

 


Volver a la Portada

Un siglo de libros

un libro completo

Creación

Literatura infantil y juvenil

Historia de la literatura ecuatoriana

Crítica de arte


 

BIOGRAFÍA

LIBROS PUBLICADOS

COMUNICADOR

IDIOMA Y ESTILO

TARJETAS AMARILLAS

GALERÍA

 

Contactos y correspondencia

Av. NNUU 120 y Amazonas, torre C del CCNU. Piso 12 Telf. 593 2 2257452 Quito-Ecuador

Enviar correo electrónico asigridrodriguezc@yahoo.com con preguntas o comentarios sobre este sitio Web.
Copyright © 2008 Hernán Rodríguez Castelo

 

 

¡Ahora digitales!

El gran libro del desnudo ecuatoriano

 

TONTOBURRO


Quito y Cádiz,    Mejía y las dos constituciones

Charla en el Congreso por el Bicentenario

de la Constitución de Quito, 14 de febrero 2012

 


A propósito del libro Manuela

Manuela en la Casa

Colección Bicentenario

 

De venta en la librería de la CCE y con el autor

 

Video y Galería de fotos

 

Comentarios:


Sobre literatura infantil y juvenil

Análisis de las obras clásicas de la literatura infantil y juvenil

Edición: Universidad Técnica Particular de Loja. www.utpl.edu.ec

Libro manual que da herramientas al maestro y maestra o promotor de lecturas que le permitan llegar al conocimiento y valoración e inteligencia de los textos destinados  a los niños, para generar las destrezas de análisis y crítica de esos textos.

Los cuentos más bellos del mundo

Edición: Universidad Técnica Particular de Loja. www.utpl.edu.ec

Libro en el que se hace el análisis de cinco cuentos para niños que pertenecen al patrimonio de la humanidad: Cenicienta o el zapatito de cristal, de Charles Perrault (1628-1703); Hansel y Gretel, de Jacob y Wilhelm Grimm (1785-1863/1786-1859); Bella y bestia, de Jeanne Marie Leprince de Beaumont (1711-1780); La Sirenita, de Hans Christian Andersen (1805-1875); y, El Príncipe Feliz, de Oscar Wilde (1854-1900).

 

 

 

Ecuador: la tierra y el hombre

 

Introducción

 

 

Mientras Ignacio Rovira ha recorrido, ojo avisor y lente presta, del norte al sur y del oriente amazónico al territorio insular, la tierra ecuatoriana, captándola en su clara, recia y variopinta epidermis, yo he hurgado en los veneros hondos de la literatura para mirar este mismo país con los ojos de los quiteños -cuando éramos Quito- y ecuatorianos -desde cuando comenzamos a llamarnos, en el siglo XIX, República del Ecuador- que con más viva sensibilidad y mayores poderes expresivos hicieron el registro de esta tierra patria y el hombre enraizado y florecido en ella.

         No han sido textos escogidos para servir de pies a las fotografías, así como las fotos no se han hecho para ilustrar esos escritos.  Son dos series paralelas, trabajadas sin subordinación de una a otra.  Pero, al ser su objeto el mismo y parecidas las incitaciones a que escritores -a través de cuatro siglos- y fotógrafo -en el hoy- han respondido, coincidencias y puntos de contacto se han multiplicado, hasta el punto de entablarse una suerte de fascinante contrapunto.

         La selección de textos ha estado sujeta a unas reglas de juego.  Ante la abundancia de autores y pasajes, nos hemos reducido a solo escritores de la literatura quiteña y ecuatoriana -dejando fuera tantas deliciosas impresiones de viajeros como Dampier, La Condamine, Jorge Juan y Antonio de Ulloa, Humbolt, Stevenson, Boussingault, Darwin, Whymper, Meyer y tantos modernos y contemporáneos y hasta al mismo Bolívar y su “Delirio sobre el Chimborazo”-.  Segunda regla: nada escrito a propósito para un libro como este y semejantes: solo textos extraídos de discursos más amplios y libres -como libros de lírica y novelas-.  Con ello se ha ganado en espontaneidad, frescura y calor humano.  Tercera: ningún autor con más de un texto.  Y por último, ninguna atención a nada que no fuese su calidad literaria.  Que es plasticidad, que es emoción, que es inteligencia de naturaleza y gentes.

         El resultado ha sido espléndido: los mayores poetas y prosistas ecuatorianos están aquí presentes para mostrarnos la tierra ecuatoriana y la presencia y vida del hombre de esta tierra, región por región -su ser y estar, sus tareas y labores, sus dramas y pasiones, sus ufanías y júbilos-.  Y, al tratarse de tan finos artistas, esas visiones se cargan de resonancias.  A ellas, que no son históricas, ha llegado el hálito del tiempo.  Y se siente que las traspasan altas y hondas pasiones, que tienen como punto de partida común la admiración por la belleza y grandeza de la tierra patria y el amor a esa tierra y su habitante, ancestro y hermano de tan privilegiados vigías, exploradores y cronistas.

 


Volver a la Portada

Un siglo de libros

un libro completo

Creación

Literatura infantil y juvenil

Historia de la literatura ecuatoriana

Crítica de arte


Contactos y correspondencia

Av. NNUU 120 y Amazonas, torre C del CCNU. Piso 12 Telf. 593 9 3348231 Quito-Ecuador

Enviar correo electrónico a sigrid.quito@gmail.com con preguntas o comentarios sobre este sitio Web.
Copyright © 2008 Hernán Rodríguez Castelo


e>

Volver a la Portada

Un siglo de libros

un libro completo

Creación

Literatura infantil y juvenil

Historia de la literatura ecuatoriana

Crítica de arte


Contactos y correspondencia

Av. NNUU 120 y Amazonas, torre C del CCNU. Piso 12 Telf. 593 9 3348231 Quito-Ecuador

Enviar correo electrónico a sigrid.quito@gmail.com con preguntas o comentarios sobre este sitio Web.
Copyright © 2008 Hernán Rodríguez Castelo