Volver a la Portada

Un siglo de libros

un libro completo

Creación

Literatura infantil y juvenil

Historia de la literatura ecuatoriana

Crítica de arte


 

 

Contactos y correspondencia

Av. NNUU 120 y Amazonas, torre C del CCNU. Piso 12 Telf. 593 2 2257452 Quito-Ecuador

Enviar correo electrónico asigridrodriguezc@yahoo.com con preguntas o comentarios sobre este sitio Web.
Copyright © 2008 Hernán Rodríguez Castelo

 

 

¡Ahora digital!

El gran libro del desnudo ecuatoriano

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Quito y Cádiz,    Mejía y las dos constituciones

Charla en el Congreso por el Bicentenario

de la Constitución de Quito, 14 de febrero 2012

 

Galería fotográfica

Análisis de la obra a cargo del Gral. Paco Moncayo Gallegos

Una voz para ayer y hoy Rodrigo Villacís Molina

Mejía ayer y hoy, Patricio Quevedo Terán.


In memoriam por Carlos Fuentes


El conocimiento fue siempre la pasión de Jorge Salvador Lara


 

La segunda edición, hállela en la Librería de la Casa de la Cultura, desde el 21 de marzo 2011.

A propósito del libro Manuela

Manuela en la Casa

Colección Bicentenario

 

De venta en la librería de la CCE y con el autor

 

Video y

Galería de fotos

 

Comentarios:

 Manuelita,nuevamente, por Rodrigo Villacís Molina

Simón Espinosa Cordero
Entrevista con Juana Neira en Radio Visión

Entrevista en Diario El Universo

La Manuela Sáenz de Hernán Rodríguez Castelo en un libro. Diario El Comercio

El libro 107 de Rodríguez Castelo

'No hay en la América Latina del siglo XIX mujer de la grandeza de Manuela Sáenz'

 


Sobre literatura infantil y juvenil

Análisis de las obras clásicas de la literatura infantil y juvenil

Edición: Universidad Técnica Particular de Loja. www.utpl.edu.ec

Libro manual que da herramientas al maestro y maestra o promotor de lecturas que le permitan llegar al conocimiento y valoración e inteligencia de los textos destinados  a los niños, para generar las destrezas de análisis y crítica de esos textos.

Los cuentos más bellos del mundo

Edición: Universidad Técnica Particular de Loja. www.utpl.edu.ec

Libro en el que se hace el análisis de cinco cuentos para niños que pertenecen al patrimonio de la humanidad: Cenicienta o el zapatito de cristal, de Charles Perrault (1628-1703); Hansel y Gretel, de Jacob y Wilhelm Grimm (1785-1863/1786-1859); Bella y bestia, de Jeanne Marie Leprince de Beaumont (1711-1780); La Sirenita, de Hans Christian Andersen (1805-1875); y, El Príncipe Feliz, de Oscar Wilde (1854-1900).

 

16 

A chavistas venezolanos

 

            Una noticia difundida por EFE, desde Caracas, nos hace saber que "la Real Academia Española (RAE) ha terminado entre el banquillo de los acusados del chavismo y el apoyo de académicos".

            ¿Por qué acuciosos y fieles chavistas han sentado en el banquillo de los acusados a la Real Academia Española?

            (Es decir, si acudimos a nuestra metáfora futbolística, le han sacado tarjeta amarilla).

            Porque ha puesto a la Constitución de Venezuela como ejemplo de mal uso del lenguaje por recurrir a la enumeración excesiva del masculino y femenino en sus artículos.

            Este mal uso no nos coge de nuevo en el Ecuador, donde prolifera, desde la Constitución -que en esto como en otras cosas depende de la venezolana- hasta la jerga burocrática seudofeminista.

            Ya lo enunciamos y rechazamos en una "tarjeta amarilla", y entonces recordamos lo expuesto en la Nueva gramática de la lengua española, que no es obra solo de la Real Academia Española, sino de esa ilustre academia y todas las americanas, unidas en la Asociación de Academias de la Lengua Española:

El masculino es en español el GÉNERO NO MARCADO, y el femenino el MARCADO. En la designación de personas y animales, los sustantivos de género masculino se emplean para referirse a los individuos de ese sexo, pero también paradesignar a toda la especie, sin distinción de sexos, sea en singular o plural. Así, están comprendidas las mujeres en Un estudiante universitario tiene que esforzarse hoy en día para trabajar y estudiar a la vez o en Los hombres prehistóricos se vestían con pieles de animales (2.1. 3a, pg. 25)

            Y ya entonces se denunciaba el abuso:

En el lenguaje político, administrativo y peiodístico se percibe una tendencia a construir series coordinadas constituidas por sustantivos de personas que manifiesten los dos géneros: los alumnos y las alumnas; a todos los chilenos y a todas las chilenas; tus hijos y tus hijas; Una masiva ovación de los diputados y las diputadas cierra el presunto debate (El País, 2, 4, 1999). El circunloquio es innecesariuo en estos casos puesto que el empleo del género no marcado es suficientemente explícito para abarcar a los individuos de uno y otro sexo (2.1. 3b)

            Y se atendía a casos en que eso de "los venezolanos y las venezolanas" tenía razón de ser:

Cuando no queda suficientemente claro que el masculino plural comprende por igual a los individuops de ambos sexos, son necesarios ciertos recursos para deshacer la posible ambigüedad: fórmulas desdobladas, como en Los españoles y las españolas pueden servir en el Ejército, pero también modificadores restrictivos del sustanrtivo (empleados de ambos sexos) o apostillas diversas (empleados, tanto hombres como mujeres) (2.1. 3c)

            Así que asistía plena razón al académico de la Española, el gran lingüista Ignacio Bosque -nadie más alejado que él de ese "caso melancólico del imperio", que ha dicho, en pleno acceso revolucionario antiimperialaista, el escritor (tan estimable, por otra parte) Luis Britto.-, al criticar ciertas directrices elaboradas por regiones, sindicatos y universidades de España, y poner como ejemplo ilustre de este aberrante uso del lenguaje la Constitución de Venezuela. Si esto se aplicara estrictamente -ha dicho- "no se podría hablar".

            ¿Qué tal que Luis Britto, cuando escribió su gran novela Abrapalabra hubiese padecido ya esta manía seudorrevolucionaria?

            Habría escrito así estos pasajes:

un éxito éramos en los actos de fin de curso de las escuelas, en los desayunos de primera comunión, en los cumpleaños de los hijitos y las hijitas de los y las tenientes y en los sitios donde se reunía la vaina esa que llaman la chiquillería (pgs. 57-58)

Con terror comprendí que el nuesttro sería el acto triste de los y las saltimbanquis que representan frente a otros y a otras saltimbanquis (pg. 60)

porque ante los  ilusioinistas y las ilusionistas , inmortales en sus huecos mundos de objetos lunares, de subterráneas representacioones, queda a los y las acróbatas el error del salto mortal... (pg.61)

Días después, topé indios e indias. Las mujeres besaron mis pies y los niños y niñas tocaron mis barbas (pg.63)

            Lo puesto en negritas es lo que habría debido escribir Britto de  haber estado ya sujeto a este lenguaje aberrante, que una diputada oficialista ha elogiado como "uno de los principales logros de la revolución".

            Así, como ha dicho Bosque, "no se podría hablar". Ni escribir.


Volver a la Portada

Un siglo de libros

un libro completo

Creación

Literatura infantil y juvenil

Historia de la literatura ecuatoriana

Crítica de arte


Contactos y correspondencia

Av. NNUU 120 y Amazonas, torre C del CCNU. Piso 12 Telf. 593 9 3348231 Quito-Ecuador

Enviar correo electrónico a sigrid.quito@gmail.com con preguntas o comentarios sobre este sitio Web.
Copyright © 2008 Hernán Rodríguez Castelo