Volver a la Portada

Un siglo de libros

un libro completo

Creación

Literatura infantil y juvenil

Historia de la literatura ecuatoriana

Crítica de arte


 

 

Contactos y correspondencia

Av. NNUU 120 y Amazonas, torre C del CCNU. Piso 12 Telf. 593 2 2257452 Quito-Ecuador

Enviar correo electrónico asigridrodriguezc@yahoo.com con preguntas o comentarios sobre este sitio Web.
Copyright © 2008 Hernán Rodríguez Castelo

 

 

¡Ahora digital!

El gran libro del desnudo ecuatoriano

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Quito y Cádiz,    Mejía y las dos constituciones

Charla en el Congreso por el Bicentenario

de la Constitución de Quito, 14 de febrero 2012

 

Galería fotográfica

Análisis de la obra a cargo del Gral. Paco Moncayo Gallegos

Una voz para ayer y hoy Rodrigo Villacís Molina

Mejía ayer y hoy, Patricio Quevedo Terán.


In memoriam por Carlos Fuentes


El conocimiento fue siempre la pasión de Jorge Salvador Lara


 

La segunda edición, hállela en la Librería de la Casa de la Cultura, desde el 21 de marzo 2011.

A propósito del libro Manuela

Manuela en la Casa

Colección Bicentenario

 

De venta en la librería de la CCE y con el autor

 

Video y

Galería de fotos

 

Comentarios:

 Manuelita,nuevamente, por Rodrigo Villacís Molina

Simón Espinosa Cordero
Entrevista con Juana Neira en Radio Visión

Entrevista en Diario El Universo

La Manuela Sáenz de Hernán Rodríguez Castelo en un libro. Diario El Comercio

El libro 107 de Rodríguez Castelo

'No hay en la América Latina del siglo XIX mujer de la grandeza de Manuela Sáenz'

 


Sobre literatura infantil y juvenil

Análisis de las obras clásicas de la literatura infantil y juvenil

Edición: Universidad Técnica Particular de Loja. www.utpl.edu.ec

Libro manual que da herramientas al maestro y maestra o promotor de lecturas que le permitan llegar al conocimiento y valoración e inteligencia de los textos destinados  a los niños, para generar las destrezas de análisis y crítica de esos textos.

Los cuentos más bellos del mundo

Edición: Universidad Técnica Particular de Loja. www.utpl.edu.ec

Libro en el que se hace el análisis de cinco cuentos para niños que pertenecen al patrimonio de la humanidad: Cenicienta o el zapatito de cristal, de Charles Perrault (1628-1703); Hansel y Gretel, de Jacob y Wilhelm Grimm (1785-1863/1786-1859); Bella y bestia, de Jeanne Marie Leprince de Beaumont (1711-1780); La Sirenita, de Hans Christian Andersen (1805-1875); y, El Príncipe Feliz, de Oscar Wilde (1854-1900).

 

 Tarjetas varias a un pintoresco texto seudojurídico 

            Hallo en "El Comercio" de hoy, 18 de enero, en la sección "Cartas a la dirección" una larguísima firmada por los doctores Gutemberg Vera Páez y Alembert Vera Rivera.

            Comienzo a leerla y veo que debo aprovisionarme de algo que raye en rojo. Tenía yo la fama, hace años, de que leía textos de malos poetas lápiz rojo en mano. Estos dos doctores no son poetas, aunque tengan notables facultades fabulatorias y se tomen más libertades que los malos versificadores; pero su texto requiere ser leído lápiz rojo en mano, o, con nuestra futbolística metáfora, con varias tarjetas amarillas a la mano.

            En el texto los dos doctores tratan de justificar su acción contra un editorialista del diario y contra el diario mismo, en persona de tres de sus ejecutivos.

            La condena que proponen, con millonarias indemnizaciones en dólares para el supuesto agraviado, ha cubierto de vergüenza a la justicia ecuatoriana ante el mundo

            De "grave e incomprensible" error tacha las sentencias condenatorias del 20 de julio de 2011 y 22 de septiembre del mismo año el análisis jurídico del caso hecho por la Universidad "Carlos III" de Madrid, y la pena de prisión impuesta la ve como "arbitraria en Derecho". La indemnización pedida es, dice, "tan brutalmente astronómica, que ha dado la vuelta al mundo entero".

            Para el profesor de Derecho Penal de la  Universidad Complutense, de Madrid, Enrique Gimbermat Ordeig, el extravagante fallo "supone un ataque sin precedentes contra la libertad de expresión, en cuanto que no sólo, y en palabras del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, tiene un carácter "disuasorio", sino "aterrorizador" para el ejercicio de esa libertad en la República  del Ecuador". Para el ilustre catedrático, "las dos sentencias condenatorias parten de un desconocimiento absoluto de cómo hay que interpretar los límites de las libertades de información y de expresión".

            Y, en el otro lado del mundo, Richard Fallon, profesor de Derecho Constitucional en la Universidad de Harvard, afirmó: "No conozco casos en el derecho estadounidense moderno que hayan culminado con ni siquiera comparables sanciones civiles y penales, ni tampoco puedo imaginarme a la Corte Suprema confirmando semejantes sanciones en casos que involucren críticas a un funcionario público".

            De vuelta a Europa, la Universidad Lovaina-la-Nueva, tras admitir que el "texto incriminado" de  Palacio "es virulento y panfletista", no halla materia penalmente imputable, y ve todo el proceso como violatorio de la Convención europea de derechos humanos y de artículos de la Constitución belga. Todo esto con gran rigor, lo mismo jurídico que idiomático: "El importante rol que tiene la prensa en un régimen democrático, la naturaleza política de las expresiones del Sr. Palacio que han sido incriminadas, la calidad de personaje público del  presidente Correa, la impropia vía penal escogida por este último y las exorbitantes sanciones inflingidas por las instancias judiciales nos conducen a la conclusión de que el grado de injerencia de las autoridades públicas ecuatorianas en la libertad de expresión del Sr. Palacio  y de los otros defendidos, no pueden ser consideradas como proporcionales y, en consecuencia, constituirían mutatis mutandis una violación del artículo 10 de la Convención europea de los derechos humanos así como de los artículos 19 y 25 de la Constitución belga". (¿Y no dice haber estudiado en Bélgica el Sr. Correa?)

            Con el rigor que lucen estos análisis, ¡cómo contrasta el galimatías jurídico de los doctores Vera!

            Como nos estamos apartando demasiado de los modestos propósitos de estos artículos -que se reducen a sacar tarjetas amarillas a los violadores de las reglas con que se juega el gran partido de la lengua-, véase esta perla sobre ese otro componente de la aberración jurídica que ha asombrado al mundo del derecho, que es haber extendido la responsabilidad por el artículo firmado por el Sr. Palacio a personeros del diario en que dicho artículo apareció, en virtud de cierta "figura" de "autores coadyuvantes" (Bárbaro atentado que, como ha dicho el eminente jurista ecuatoriano Dr. Gil Barragán Romero, "es anticientífico y podría hacer sonreír a la melancolía").Va aquí la perla:

            "No se ha extendido la responsabilidad penal a nadie, sino que existe entre los señores Pérez y Emilio Palacio una autoría coadyuvante, por haber actuado en un modo principal de forma deliberada e intencional al establecer una política noticiosa de injurias, contra el economista Rafael Correa Delgado, delito que no se pudo haber cometido sin esta actuación..."

            Es decir, desmantelando lo cantinflesco del pasaje, no se ha extendido la responsabilidad a los señores Pérez porque ya estaba extendida!

            (De paso, repárese en eso de "política noticiosa de injurias". ¡Qué noción de lo noticioso!)

            Viniendo a las tarjetas a que se hace merecedora esta "carta", leemos:

            "La Libertad de Expresión implica un conjunto de obligaciones y derechos, que se ejerce plenamente en el Ecuador y es de esta libertad de expresión de la que se ha abusado, como es evidente para todos diario El Universo y sus dueños han establecido una línea de libertad para injuriar y difamar".

            Varias tarjetas:

            1. ¿Por qué esas mayúsculas de "Libertad de Expresión"? ¿Acaso para darle alguna satisfacción por todo lo que este proceso la ha violentado? Las mayúsculas no sirven para eso. Y están equivocadas. ¿Por qué, si no, en lo que sigue no se volvió a usarlas?

            2. "conjunto de obligaciones y derechos, que se ejerce plenamente en el Ecuador". Siendo el sujeto esas obligaciones y derechos el verbo debía ir en plural: "que se ejercen". (No es el "conjunto" lo que se ejerce, sino esas "obligaciones y derechos")

            Y, además, ¿era "ejerce" el verbo más propio para "obligaciones y derechos"? Los derechos se exigen, se reclaman; las obligaciones se cumplen.  Pero pedir estos niveles de propiedad idiomática a estos señores es pedir peras al olmo.

            3. Cuando el pobre lector lee "y es de esta libertad de expresión, de la que se ha abusado, como es evidente para todos Diario El Universo y sus dueños han establecido una línea de libertad para injuriar y difamar", se da cuenta de que se ha equivocado en la lectura. No por su culpa: por la de los autores del maltrecho texto. Antes de "como es evidente..." debía ir un punto y coma (o hasta un punto seguido). Allí comienza otra oración independiente (es decir, sin relación sintáctica con la anterior).

            ¿Y no se debería -siguiendo la pintoresca jurisprudencia de estos señores Vera- enjuiciarlos por esa afirmación de que los dueños de "El Universo" han establecido "una línea de libertad para injuriar y difamar"? ¿Y la querella no debería extenderse a los dueños de "El Comercio" como autores coadyuvantes, al haber publicado esa carta?

            Tres tarjetas amarillas a un párrafo... No está mal. Así que aquí nos quedamos. Con alivio. Porque leer un texto de esta laya es deprimente.


Volver a la Portada

Un siglo de libros

un libro completo

Creación

Literatura infantil y juvenil

Historia de la literatura ecuatoriana

Crítica de arte


Contactos y correspondencia

Av. NNUU 120 y Amazonas, torre C del CCNU. Piso 12 Telf. 593 9 3348231 Quito-Ecuador

Enviar correo electrónico a sigrid.quito@gmail.com con preguntas o comentarios sobre este sitio Web.
Copyright © 2008 Hernán Rodríguez Castelo